sábado, 18 de mayo de 2013

A PROPOSITO DE FORMALIZACIONES Y SOBRESEIMIENTOS RECHAZADOS...

Un comentario personal y un llamado de atención.

Años de investigación, miles de fojas judiciales, equipos de abogados, millones de comentarios periodísticos y entrevistas televisivas no logran satisfacer mi curiosidad ni la incertidumbre del público en general.

Al contrario, todo parece confirmar que los organismos técnicos no estaban a la altura de lo esperado, que la autoridad encargada de la protección civil se encontraba esa madrugada paralogizada, que el asesor de sismología no pudo aportar nada útil, en fin, que al igual que en 1960, la población sigue estando a merced de las fuerzas impredecibles de la naturaleza y que todas las leyes, los protocolos, reglamentos y redes sismológicas, estudiados, redactados, aprobados, financiados y publicados (en estos 50 años) no sirvieron de nada.

Paralogizante, ¿verdad?